El País

Una paria en el país de la diversidad